Archive for 6 noviembre 2008

Pascal Acot: Historia del clima

noviembre 6, 2008

El cambio climático esta de moda. O al menos lo ha estado hasta que la crisis financiera le ha hecho sombra. Una consecuencia de esta moda es la aparición de muchos libros que se centran en el clima desde diversas perspectivas.

Cómo el nombre indica claramente este libro indaga la historia del clima. El subtítulo, “desde el big bang a las catástrofes climáticas” debo decir que resulta un tanto absurdo. Al fin y al cabo se supone que estamos hablando del clima de la tierra y que este no puede comenzar antes del inicio de la misma. En cualquier caso el libro trata del clima en la tierra y no se enreda con temas cosmológicos que estarían fuera de lugar.

Lo que si hace es analizar la historia de la tierra desde el principio, con particula énfasis en la historia de la vida, y de como pudo aparecer. Hace mencion de la teoria de la panspermia a la que considera, en última instancia, como una manera de evadir la pregunta argumentando que la tierra presenta escenarios lo bastante adecuados para soportar el inicio de la vida sin necesidad de buscar el origen de la misma fuera.

Luego analiza la influencia de la vida en la atmosfera, en particular la influencia en la composicion química de la misma. Recuérdese que las proporciones actuales de gases atmosféricos estan fura de equilibiro químico y si desaparecieran los seres vivos esas proporciones cambiarían hacia la distribución de equilibrio en un (relativamente) breve periodo de tiempo.

Prosigue analizando lo diversos periodos geológicos y las características fundamentales de las formas de vida que los habitaron. También analiza la problemática de las diversas extinciones y su papel como cataliadoras de la evolución.  Da un repaso a las diversas teorias explicativas propuestas para las extinciones (meteoritos, vulcanismo exacerbado, cambios climáticos bruscos, etc) y las posibles interconexiones entre ellas. Por ejemplo, un metoerito podría originar un cambio climático consistente en una breve etapa muy cálida mientra los residuos candentes del impacto iban cayendo en la atierra y provocando incendios. Tras esto vendria una época de un invierno generalizado, y sin luz, que duraría años a causa de las cenizas de dichos incendios. E limpacto podriá tambiénprovocar un recrudecimiento de la actividad volcánica que produciera nuevas etapas, mas duraderas, de incendios e inviernos, respectivamente.  Ninguna de estas ideas esta universalmente admitida, si bien se sabe con certeza que meteoritos y vulcanismo han existido. Ls duda son las interacciones exactas entre elllos y su relacion precisa con las extinciones.  Señala, por ejemplo, el caso de un crater de impacto descomunal datado en una fecha en la que no se tiene constancia de extinciones masivas.

Siendo interesante todo esto no deja de resultar algo desconcertante que hasta la página 97 no empiece a tratar la influencia del clima en los homínidos, que posiblemente es lo que la mayoria de lectores esperaría de un libro de estas características.  Pero, en todo caso, el subtítlos ya avisa, así que bueno, quien avis no es traidor.

La influencia del clima en los homínidos incluyen un repaso de la historia de estos, dede el austrolopitecus afariensis hasta el homo sapiens-sapiens. Es bastante exaustivo e incluye datos muy recientes, así que merece la pena leerlo incluso si ya se tieen conocimientos al respecto. Trata temas como la fauna con la que convivieron esos homínidos, la pre-tecnologia que fueron inventando, el surgimiento de la agricultura, etc. Comenta también otras cosas. Por ejemplo  como las glaciaciones abrieron caminos para ir a américa que luego se cerraron.

Otra cosa que analiza la influencia del pastoreo, cuando por fín surge. Ahí hay una información que yo particularmente he encontrado interesante. Se ha dicho en varios sitios que el pastoreo es la causa de la sertizacion del sahara. Ahí indican que por su ubicacion el sahara va a ser normalmente un desierto y que sólo en circunstancias muy especiales, de breve duración, se vuelve una zona verde. En particular el sahara ahora sería un desierto incluso si nunca hubiesen existido humanos.

Tras la prehistoria entra en tiempos historicos. Ahí ya empieza a analizar mas a fondo com el clima influye en la sculturs humanas. El autor opta por una postura abiertamente no determinista. Es decir, sin negar que el clima es influyente argumenta que hay otros factores que pueden ir en contra de lo que, a priori, uno esperaría de la influencia climática. Por ejemplo, uno esperaría que las invasiones vikingas durante la edad media se debiera a un periodo frio que arruinara sus socsechas y los empujara al sur en busca de comida. Sin embargo no fué así. La época de las invasiones vikingas se dió tras una etapa de clima benigno y buenas cosechas. Resltado de esas cosechas surgió una superpoblacion que fué la que empujó a las invasiones.

Siguiendo un orden historico señalar que anliza la influencia del cima sobre la caida del imperio romano. la influencia sobre las hambrunas d ela edad media, la señaladaa etapa vikinga. Luego va a analizar la archiconicida pequeña edad de hielo y asi hasta el siglo XX. Es interesante señalar que habla mucho mas de aspectos históricos, principalmente relacionados con el clima, que de las causas de los cambios climáticos, de los cuales, en esta parte, no menciona apenas nada. En particular no intenta explicar el porque de esa pequeña edad de hielo, ni el poruqe de la época cálida anterior. Sospecho que el motivo es que no se saben realmente las causas concretas de esos acontecimientos. Así, al centrarse en analisis historicos, por otro lado itneresantes, evita meterse en aguas pantanosas. Señar que trata con bastante extension un mito climático, la relación entre el invierno ruso y la imposibildad de invadir dicho país. El autor sostiene la postura de que fueron errore tácticos los uqe impidieron que tanto napoléon cmo los ejércitos de Hitler pudieran invadir de manera eficaz Rusia, y das unas argumentaciones bastant detalladas apoyadas en una buena documentación.

La última parte del libro ya entra algo mas en temas técnicos. Da un repaso breve a la termodinámica, a la historia de la ciencia meteorológica  (en Europa principalmente) y habla, como no, de la famos amariposa de Lorentz y el asunto del clima caótico. También explica la teoria de Milankovitz sobre el orgien de los cambios climáticos. Estos se deberían al paulatin cambio de la orientación del eje de la tierra a lo largo del tiempo. También analiza la importancia del campo magnético. Parece una tonteria pero el hecho es que el campo magnético protege de los rayos cosmcios, en particular los de origen solar. En su paulatino cambio el eje magnético pasa por breves etapas de anulamiento. Un campo magnético nulo significa una elevadisimam exposicion a rayos cósmicos que pueden disparar las tasas de cancer, mutaciones y demás, forzando desapariciones de especies.

Por último hace algunas reflexiones sobre el manido tema de los gases de efecto invernadero y el posible origen antropogénico de la presunta fase de calentamiento global actual. El autor no se moja dmasiado sobre la cuestión. También debate el principio de precaución, pero, una vez mas, no es taxativo. Me prece una actitud prudente. Como sabe cualquiera con una base seria en ciencias, en particular física y matemáticas, modelizar adecuadamente según que fenomenos es muy dificil, y es muy sencillo cometer errores. Una cosa tan aparentemente sencilla como el asunto del peak-oil (queda el que queda, y cuando se vaya acabando sube de precio) , da sorpresas inesperadas (no he visto aún una explicacion medianamente convincente de porque en unos pocos meses el precio del petróleo se ha reducido a la mitad tras su etapa a precios esperables en escenarios de peak típico. Bien, si alg basado en una ciencia tan relativamente simple, y con unas argumentaciones sencillas da vavienes inesperados pronunciarse con firmeza sobre un tema con tantisimios imponderables como el cima me parece un riesgo considerable.

Pero el caso es que así ha sido y la gente del IPPC, que en la imagen de la opinion pública aarecen com la version firme y definitiva de la ciencia oficial, han presentado el cambio cimático antropogénico como un hecho confirmado, con consecuencias potencialmente catastróficas y que debe ser combatido aún a costa de grandes gastos económicos.  De poco sirve que en foros de climatolgia se debata continuamente sobre el particular, que haya científicos que en peer to peer publicna papers cuestionado argumentadamente la validez de los modelos del IPPC (que parece ser excasa). Lo imortante es que la ciencia ha hecho una apuesta firme, y que si resulta estaar equivocada su credibilidad en la opinion pública sufrirá un serio revés. Y mucho me temo que todas las discusiones en según que lugares de internet no van a cambiar nada. Y, ojo, que no estoy posicionandome en una forma definitiva respecto a si hay o no cambio climático (diría que sí) o su origen antropogénico (diría que no). Lo que me parece es que hay mucos otros problemas ecológicos de naturaleza mas simple de entender, y probablemtne mas graves (deforestacion, influencia del nitrogeno de los abonos arrastrado por el agua en los diversos ecosistemas, etc, etc) y más sencillos de corregir. Y sin embargo parecen carecer d eimportancia frente al asunto de emitir no no el dichoso C02. Yo, sin ánimo de se tajante, si señalarí que es perfectametne viable qu epudise haber un cambio climático inminent por motivos totalmente ajenos al hombre y que todos los esfuerzos de ste por evitarlo sean absolutamente en vano. De hecho pudieran ser perjudiciales pués agotarían recursos que estarían mucho mejor invertidos en adaptarse a esos cambos en vez de itentar evitarlos. Cierto es que la humanidad se ha caracterizado por adaptar el entrno a sus propositos en vez de hacer lo contraro, pero me atrevo a afiramar que aún le falta bastante para poder hacer eso a una escala global, y menos aún de manera controlada y preveyendo correctametne las consecuencias.

No tengo, a priori, intención de tratar demasiado a menudo el asunto del cambio climático, a diferencia de gente  como Lubos Motl. En todo caso el tema del clima, en su pura faceta científica, sin andarse en consideraciones sobre politicas medioambientales y el C02, si es un tema intersante y algo de indudable interés para cualquier aspirante a psicohistoriador digno del apelativo ;-). Por cierto, un famoso físico de supercuerdas muy bueno en ese tema, pero no tanto en otros aspectos de fisica, matemáticas, economía y asuntos varios de indudable utilidad para la potencial creación de una psicohistoria se ha pronunciado en contra de la misma calificándola de “carnckpot”. Bien, el premio noble de economía de este año confiesa haberse interesado en la economía a raíz de su interés en convertirse en psichistoriador (a la vista de que la historia tradicional no da el enfoque adecuada a tal finalidad). Podemos decir pués que ha sido el primer “psicohistoriador” premiado con un nobel. Estoy convencido de que no será el último.

Evidentemente si afirmo que no se puede ser taxativo sobre el clima y defiendo una psicohistoria, que es mucho mas compleja, podria parecer que estoy cayendo en una contradicción. La solucion a la paradoja es que Asimov plantea una psichoistoria plenamente predictiva, al mas puro etilo Laplaciano. Eso es lo que podria llamarse una psichistoria fuerte. Alcanzar algo así, a partir de lo que se conoce hoy día, si podria llegar a considerarse una chaladura. Una forma mucho mas modesta, una psicohistoria débil, que mostrara modelos razonablemente verificados experimentalmente de una serie de aspectos sociales si es viable, y posiblement exista ya por ahi disperasa en papers en diversas áreas no muy relacionadas entre sí y que eta a la espera de que vaya tomando una forma coherente. Si alguien cree que tiene la formacion decuada, y ganas de trabajar en el tema, le recomiendo que eche un vistazo al proyecto de Sabine Hoseenfander del <a href=”http://lightconeinstitute.org/”>lighcon institute</a> y se plantee colaborar.

Para cerrar el post doy algunos datos golosos sobre la historia del clima. Uno de ellos, mencionado en el libro, es que el mediterraneo e sun mar inestable. Su tasa de evaporacion es mayor que el caudal que le llega desde los rios. eso significa que si perdiera la aluencia de aguas atlánticas, porque se bloqueara el estrecho de gibraltar, se evaporaria totalmente en un periodo muy corto. Tan corto como 2.000 años. Este “sí” condicional de hecho se ha producido en el pasado y hay evidencias historicas de que no hace mucho, en épocas en la sque ya habái homínidos, el mediterráneo de hecho llegó a secarse.

Otro dato curioso es que el unico deshielo realmente importante es aquel del hielo situado sobre tierra firme. El hielo flotante, una vez fundido, apenas cambia el nivel de los mares- ¿cuanto pueden subir y bajar los mares de una época glacial a una interglaical? Pué ni más ni menos uqe uos 250 metros (espero que no me este fallando la memoria, pué ahora mismo no consigo localizar enel libro el dato exacto).  Con estos cambios de nivel las configuraciones costeras quedarían casi irreconocibles.

Y el crecimiento y decrecimiento de glaciares tambiénprovoca que tierra interiores puedan quedar inhabitables. Es decir, que caso de haber “refugiados climáticos” no va a haberlos solamente en las costas.

Por último un dato que no viene en el libro. En unos muy recomendables documentales sobre la selva del congo señalaban un descubrimiento reciente bastante impactante. Reulta uqe dicha selva, que ahora es totalmente cerrada, hace unos 2.500 años era casi una sabana. Y ha tenido mas transiciones de selva a sabana y vicerversa en el pasado. Vamos, que las selva no son tan eternas omo aparentan. Y su papel en la evolucion humana fué muy importante (ese aspecto si lo comentan en el libro).  Con todo esto confio que haya quedado claro que merece la pena leer el libro. Eso sí, quien busque aspectos sobre física climática quedara bastante decepcionado.