Como elegir un gobierno (y no morir en el intento)

Hay mucho debate social sobre la política actualmente. Entre otros asuntos se discute cómo debería gobernarse un país, y cómo habría de crearse un gobierno. La mayoría de propuestas que he visto son demasiado sencillas (por no decir simplonas) y claramente no las que propondría un psicohistoriador digo del cargo. Por ese motivo dejo por aquí una serie de opciones que podrían considerarse, bien por separado, o bien todas juntas, para elegir un sistema de gobierno elegido de manera un poco mas efectiva que las actuales.

Yo apostaría por un sistema de gobernantes permanentes durante una legislatura. Tener que someter cada decisión a un proceso de decisión de “democracia directa” me parece poco práctico y poco flexible para poder responder a posibles emergencias. Eso sí, articularía mecanismos de veto, de referendums e ILP’s (iniciativas legislativas populares) mas fluidos y efectivos que los actuales (creo que todos estamos de acuerdo que la ley Sinde no habría salido nunca si hubiese una legislación de vetos/referendums como dios manda, y que si las ILP funcionaran como deben a estas alturas ya estaría aprobada la dación en pago).

Bien, ahora vamos como articular el sistema de gobierno permanente y los mecanismos para crearlo en cada legislatura. Empiezo por la parte mas sencilla, la de votaciones de partidos.

Mi criterio al proponer el mecanismo es que se ajuste los mas posible al modo de pensar de una persona. Yo creo que la mayoría de los votantes no son 100% de un partido. De hecho sospecho que a alguna (bastante) gente le da un poco igual quien gobierne mientras no sea el partido X es decir, su opción política no es la de un voto positivo sino un voto negativo.

En vista de lo anterior yo añadiría al sistema electoral la opción del voto negativo. Así si alguien vota un positivo al PP y yo un negativo al PP se combinan en un voto nulo.

Pero, como dije al principio, la gente no suele ser 100%favorable a tal o cuál opción, tiene porcentajes. Por ese motivo yo lo que haría (dado que con las tecnologías actuales es una posibilidad perfectamente factible de llevar a la práctica, no como hace unos años) es adjudicarle a un votante un total de puntos (digamos 10, que así se simplifica mucho el cálculo). Esa persona podría repartir libremente esos puntos entre todas las opciones disponibles con la restricción que la suma del valor absoluto de sus opciones valiese 10.En beneficio de la gente que no está acostumbrada a los términos matemáticos pondré algunos ejemplos.

Lo mas sencillo, que todo el mundo creo entiende, es el voto positivo repartido. Digamos que alguien de izquierdas podría votar, digamos, un 6 a IU, un 3 a EQUO y un 1 al PSOE. La cuenta es fácil: 6+ 3 +1=10.

Alguien de derechas podría optar por algo del estilo 8 al PP y 2 a UpyD (con lo cuál se rompería la disciplina de voto único de la gente de derechas, que sería algo muy conveniente). Una vez más, trivialmente, 8 +2= 10

Pero ahí no acaba la diversión, las cosas se ponen entretenidas cuanto incluimos los votos (puntos) negativos.

Alguien al que le de más o menos la política pero que no quiera ver un partido facha al mando optaría seguramente por otorgar 10 puntos negativos, es decir: -10, al PP. (sospecho que esta es una opción que sería muy utilizada xD). Recuerdo, para los de letras, que el valor absoluto de un número x (representado por |x| )es simplemente el número en sí, sin tener en cuenta el signo negativo. Es decir, el valor absoluto de 10 (|10|) es 10, y el de -10 (|-10|) también es 10.

Bien, usando combinaciones de puntos positivos y negativos las estrategias electorales de un votante crecen, y así pueden, además, representar mucho mejor sus opiniones.

Así un votante de izquierdas podría, por ejemplo, votar un -5 al PP, un 3 a EQUO y un 2 a IU (|-5| + 3 + 2= 5 + 3 +2= 10).

La forma de traducir esos puntos a votos sería un punto aparte con el que jugar. Si ningún partido obtiene en total una cantidad negativa de puntos no habría cambios. En caso de partidos con un porcentaje total negativo hay dos estrategias posibles: una sería, directamente, descartarle, y usar los sistemas habituales solamente entre los partidos con puntos positivos. Otra opción es desplazar el cero hacía el valor del partido con puntos mas negativos. Es decir, ese partido con mas puntos negativos tendría 0 puntos. El resto de partidos tendrían n= v – m puntos (v es el número de puntos obtenidos en la votación y m es el valor mínimo obtenido por cualquier partido). Para ejemplificar esto, imaginemos que le partido “ultrafachas neoliberales antiinmigración” ha obtenido el máximo de votos negativos, que, pongamos, fuese -10.000. Al ser el mas negativamente votado tendría 0 puntos.

Entonces pongamos que el partido “unión de rojos radikales perroflautas en pro de la nacionalización de la banca” ha obtenido un total de -8.000 puntos. Con el desplazamiento del 0 electoral el número de puntos que obtendría a la hora de computar escaños sería n= -8000 – (-10000)=-8000 + 10000=2.000 puntos.

Bien, pues una vez tenemos computados el numero de puntos de cada partido tocará ver como eso se traduce en escaños. Ahí yo abogo por un sistema dividido en municipios, como el actual, pero que en cada municipio en vez de la ley d’hoont se aplicara alguna ley de reparto equitativo de escaños en funcion de los puntos (que no votos xD).

Bien, esa sería la primera parte, la de la parte electa del grupo gobernante. Pero no dejaría ahí la cosa.

Un problema de el sistema de partidos es que estos son muy susceptibles de estar apoyados por intereses financieros que condicionan su funcionamiento(se supone que la ley de financiación de partidos debería lidiar con eso pero me da la impresión de que falla) . Cierto es que también se deben a sus votantes y a sus ideas (o al menos esperamos que sea así xD). En todo caso tienen una estructura de acción y estrategia coordinada en modo de programas electorales. Eso, en principio, es positivo y necesario y compensa en parte sus posibles obligaciones pre-contraidas con grupos económicos.

Hay estudios matemáticos que demuestran que un buen modo de eliminar corrupción es optar por candidatos elegidos de manera aleatoria. De un lado no llegarían con compromisos previos (ya que en una base electoral amplia las probabilidades de ser elegidos son tan bajas que no es viable tener comprados a todos los elegibles antes de que salgan finalmente elegidos). Seguiría siendo posible que se corrompiesen durante la legislatura, pero el tiempo de exposición sería menor. Además, normalmente para obtener resultados es necesario corromper a un grupo, no a un sólo diputado.Al ir “por libre” los candidatos elegidos aleatoriamente no sería nada sencillo poder encontrar a un grupo de ellos los suficientemente grande para obtener el resultado requerido que pudieran ser comprados por un mismo grupo financiero de intereses.

En vista de estas últimas consideraciones optaría porque el grupo gobernante tuviera una composición mixta. De un lado un porcentaje de los diputados (entre 50 y 70 diría yo) pertenecerían a partidos y estarían elegidos por el procedimiento que expliqué al principio. El resto de diputados estarían elegidos de manera aleatoria. La base de “elegibles” a diputados podría configurarse de diversos modos. Lo mas sencillo sería que fuesen todos los españoles que dieran su aprobación a la posibilidad de ser elegibles y que cumplieran una serie de condiciones legales mínimas (básicamente, no haber cometido delitos o estar en investigación por casos de corrupción, vamos, cosas de sentido común). Posiblemente sería conveniente que se requiriesen algunas condiciones más: cuanto menos que tuviesen los estudios mínimos (yo, de hecho, exigiría cuanto menos tener estudios de secundaria terminados, pero supongo que eso ya es mas discutible).

Aparte de los diputados yo añadiría la condición de que en el propio gobierno (es decir, el conjunto de ministros) hubiera una composición mixta. Ahí optaría porque hubiera un gabinete ministerial standard, elegido como hasta ahora por el partido (o coalición de partidos) gobernante. Pero pediría que hubiese una duplicación de cargos. Aparte de esos ministros electos democraticamente pondría una contrapartida elegida de manera aleatoria, y ambos tendrían igual poder decisivo. Para optar al puesto de ministro ·aleatorio” exigiría a los candidatos condiciones muy restrictivas. Tendria que ser una persona que cumpliera requisitos académicos/empresariales adecuados para el puesto. Por ejemplo, un ministro de investigación y desarrollo debería ser un titulado superior en una carrera de ciencias (o una ingeniería). Tal vez incluso debería exigírsele tener una carrera investigadora. Por cierto, en todos los cargos, tanto electos como aleatorios, debería imperar la meritocracia y no las imposiciones paritarias. A mi eso de que haya un cupo obligatorio de personas de uno u otro sexo (como quiere hacer el PSOE) me parece una aberración, pero imagino que ahí ya no estará todo el mundo de acuerdo.En todo caso en la parte elegida aleatoriamente, asumiendo que la base es paritaria lo suyo es que los representantes tuvieran una composición paritaria (asumiendo que no hay resultados estadísticamente improbables que todo puede ser, claro xD).

En fin imagino que a muchos os parecerá que lo que propongo es tirando a complejo (yo creo que no lo es tanto, pero claro, estoy acostumbrado a tratar con cosas complejas). Pero, por otra parte, estamos hablando de elegir a un grupo de personas que van a elegir un país, lo cuál es una tarea compleja. Tal vez sea demasiado ingenuo pensar que la solución a un problema complejo deba ser necesariamente sencilla.

En todo caso se me ha preguntado mi opinión y esa esas son mis propuestas. Dado que hago muchas, que además son independientes unas de otras, siempre cabe la posibilidad de que cada cuál seleccione de entre todas las que mas le convenzan, de manera democrática, of course ;-).

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: