“Science and technology commons”: protegiendo la ciencia del liberalismo

Desde mucho antes de que se llegase a la situación actual de crisis de modelos sociopolíticos (que no económica) he dedicado mucho tiempo a analizar y estudiar el papel de la ciencia en la sociedad. En España, históricamente, ha habido un gran desprecio por la ciencia entre las clases políticas, los empresarios y el común de la gente. Teniendo en cuenta que en última instancia la ciencia es el único soporte real de todos los avances de calidad de vida (pese a los esfuerzos de las torpes teorías económicas por evitarlo) ciertamente es chocante.

Tampoco es que histórica y geográficamente España sea el único caso (ni siquiera el peor) de desprecio por la ciencia. Un ejemplo muy curioso es China. Durante muchos siglos China (y no sólo China, pero no voy a analizar todo a la vez) ha estado muy por delante de Europa en tecnología y ciencia. Cuando Gutemberg “inventó” la imprenta en China había, desde siglos atrás, millones de libros impresos. El acero colado (obtenido por fundición, y mucho más útil que el forjado) en Europa se introdujo en siglo XIX. En China era conocido desde hace…si, siglos. Y no digamos ya de los usos de la pólvora. Aún así la tecnología China tenía una naturaleza práctica y puramente empírica y pudo ser fácilmente adelantada cuando Newton (y otros, pero para mi la pieza clave es con diferencia Sir Isaac) crearon la moderna ciencia occidental. Lo curioso es que aunque, en general, aquí se percibe el avance científico como algo positivo (aunque no se respete adecuadamente a los que lo crean) en China, durante algunas épocas, no era así. Por ejemplo, en algunos momentos de la dinastía Ming se promulgaron leyes del estilo “todo aquel que idee un medio mejor o mas eficaz de realizar a cabo alguna teoría determinada será castigado por ello con pena de muerte”. Supongo que de no haber tenido esa ley, inspirada supongo en el confucionismo, probablemente la ciencia moderna habría surgido en China y el mundo sería muy diferente al actual.

Sea como sea el papel de la ciencia en la sociedad hay un factor de esa relación que es uno de los motivos por el que me interesa tanto la ciencia: la ciencia proporciona independencia de la sociedad. Cómo a poco que uno haya estudiado algo de historia se sabe que las sociedades cambian de forma imprevisible y no necesariamente a mejor cuantas mas herramientas se tengan para poder amortiguar los efectos de esos cambios más seguridad para el individuo. En realidad dado el poco interés por promover la ciencia que ha habido siempre en España la situación para los científicos era ya desde hace tiempo tan mala cómo podría esperarse y los cambios actuales en esta crisis no afectan eso demasiado. Por supuesto, cómo digo, la ciencia tiene un valor intrínseco y no necesita demasiado del resto de la sociedad para proporcionar beneficios a quienes la conocen. Digamos que aunque el modelo empresarial en España no fomente el I+D, y el gobierno no apoye apenas la ciencia pura hay muchos medios para que con un buen conocimiento de la porción suficiente de ciencia se pueda vivir bastante bien, buscándose la vida, sin necesidad de apoyos y que a uno le quede un tiempo razonable para investigar en lo que le plazca. Eso sí, que se pueda hacer no significa que sea lo ideal y que no deba hacerse lo posible por cambiarlo.

Tras estas reflexiones introductorias voy al núcleo del post de hoy. Todos estamos oyendo actualmente que va a haber recortes en sanidad, pérdidas de coberturas médicas, etc, etc. Y tenemos como referencia el tercer mundo en materia de salud (también conocido cómo estados unidos :P) dónde la gente en paro no tiene cobertura alguna y la gente de clase media, e incluso clase media-alta, tiene seguros médicos que les cubren las enfermedades leves, cuyos tratamientos podrían pagarse ellos mismos sin el seguro médico, pero no las enfermedades graves que no pueden pagarse y generalmente cuando contraen una de esas enfermedades terminan muriendo cuando, arruinados, dejan de poder pagar el tratamiento (o directamente mueren enseguida por no poder pagarse la operación oportuna). A modo de ejemplo ilustrativo par ala entrada he intentado buscar el precio de una radiografía en los USA cuando no se tiene seguro médico. Al amigo google no le ha hecho ninguna gracia mi búsqueda y no me daba ningún resultado pertinente. He procedido a cambiar de motor de búsqueda y me he ido a altavista (que me ha redirigido a yahoo, me acabo de enterar de que ya no existe altavista xD). Me ha mejorado algo los resultados, pero aún no he encontrado lo que buscaba. Aún asi dí con una página con precios de varias pruebas médicas (el precio que habría que pagar por ellas en una clinica privada, sin seguro médico) según el SNS, sistema nacional de salud: Una radiografía vale 20 euros y una ecografía, 65. Diversas variantes de la búsqueda, en google y yahoo, no me han dado el resultado deseado así tengo que poner los datos de memoria. Una hermana de una amiga tuvo que hacerse una radiografía en USA, estando de vacaciones. Si mal no recuerdo le costo unos 300 €, osea, más de 10 veces el precio de la misma prueba en España. Evidentemente como en una clínica privada, y sin seguro médico, pagas el importe total de la prueba está claro que el coste real (técnico) de la misma es no superior a 20 € y que el exorbitado precio de la misma prueba en USA responde a otros factores.

Bien ¿que factores pueden ser esos? Uno será la falta de libre mercado seguramente. Y otro, probablemente, la guerra de patentes. El tema de las patentes en la ciencia y la tecnología moderna es un tema candente, sobre el que se ha llamado la atención varias veces, incluso antes de la crisis económica. Con la legislación actual de patentes estamos al borde de un colapso en el avance tecnológico. Es un problema ubícuo que se da en varias ramas de la tecnología. Uno de los sectores dónde el asunto es mas dañino es en la industria médica/farmaceútica. Un buen análisis de la historia de las patentes en ese sector, y las consecuencias, las podéis leer aquí: Producción y protección de tecnologías libres, una alternativa a las patentes En ese post, además, se discuten varios aspectos legales sobre las dificultades jurídicas de establecer un sistema de tecnología libre de patentes (incluso cuando los investigadores trabajen por libre y tengan deseo expreso de que su trabajo no este sujeto a esas patentes). También nos da un dato interesante, que puede fijar un orden de magnitud de lo que puede estar significando el sistema de patentes. La penicilina, que no tenía patentes, paso de un precio de 3995 $ la libra (medida de peso, no moneda británica xD) en 1945 a 282 $ en 1950. es decir, un factor 20 de descenso de precio (y eso descontando el efecto de la inflacción) debido a la competencia. Como quiera que las farmaceúticas vieron que la competencia no era buena y que los costes de producción de un medicamento eran lo bastante altos como para lograr una posición de oligopolio (situación e la que uno número pequeño de empresas tienen una posición de poder y pueden fijar los precios en valores mas altos de los que permitiría una situación de oferta-demanda pura) lograron formar un lobby que consiguió unas leyes draconinas de patentes que se aseguraron de que eso no volviese a pasar. Si me he de guiar por los dos ejemplos que he puesto antes sospecho que ahora mismo podríamos estar pagando (bien sea directamente, bien sea a través de los impuestos con los que los gobiernos forman la seguridad social y pagan a las empresas) por los productos médicos precios de entre 10 y 20 veces más de lo que dichos productos tendrían en un mercado competitivo. Digamos que con ese factor de sobreprecio hay margen de maniobra mas que suficiente para resolver el problema de la salud pública sin cargarle el mochuelo al contribuyente. Pero es peor, las farmaceúticas no están produciendo las mejores solucione posibles desde el punto de vista médico sino las mas rentables económicamente. Sé que esto puede sonar paranoico, a mi me sonaba paranoico no hace mucho. Los factores que me han llevado a creer la existencia de estos desmanes son, aparte de las consideraciones económicas sobre lo que es un oligopolio (que es algo que he aprendido recientemente) y como eso impide la competencia, testimonios de primera (o en algunos casos 2ª) persona de gente trabajando en esos sectores que me han comentado casos concretos. Por supuesto muchas teorías sobre las farmaceúticas que circulan siguen siendo claramente paranoias, pero está claro que hay que ser muy cuidadoso al respecto y no descartar ninguna hipótesis.

Otro sector dónde las patentes están yendo por el camino del escándalo es el tema de la tecnologia de móviles y tablets. Actualmente hay casos en marcha de denuncias de apple contra samsung porque el galaxy tab se parece demasiado ¡estéticamente! al IPad 2 y han conseguido bloquear en algunos países la distribucion de ese tablet. Apple tiene patentes por cosas tan ridículas cómo el el desbloqueo de pantalla mediante un deslizador (que, con muy buen criterio, la mayoría de desarrolladores se saltan a la torera y hay ese sistema de desbloqueo en todas las plataformas -android, Synbian, etc- posiblemente mas para fastidiar que porque sea especialmente interesante). Como anécdota decir que apple ha sido tan canalla de poner una denuncia por incumplimiento de patente a una pequeña compañía Valenciana por un tablet android. Al final perdió la batalla legal, pero ha paralizado el tablet durante más de un año y ahora mismo ese mismo tablet ya no es competitivo así que les ha fastidiado bien el negocio a la compañía.

En general todo el tema de la tecnología de móviles y tablets es un ejemplo de una práctica abusiva por parte de las compañías. Si, como se hizo con los PC’s en su momento se optase más por móviles y tabletas clónicas se liberaría el mercado y este avanzaría mas deprisa, y, mas importante, bajarían mucho los precios. Si uno consulta las páginas de 2ª mano puede ver que hay empresas que comercializan copias “chinas” (o no, que ensamblar un movil o un tablet no tiene nada de complicado y puede hacerlo cualquiera) de móviles famosos. Hay móviles con nombres con variantes múltiples e ingeniosas de los modelos mas conocidos (Samsung galaxy S, Iphone, xperia arc, etc). Realmente es muy divertido leer las características de dichos clónicos. Si el móvil original es “dual core” el clónico también. Pero eso sí, si el original tiene una velocidad de reloj de, digamos, 1.5 Ghz para los procesadores el clónico puede tranquilamente quedarse con 0.5 Ghz. Y en vez de llevar 1 GB de memoria puede quedarse en 250 MB. Y, por supuesto, con una versión de android inferior a la propia de la fecha (a lo mejor lleva una 2.º cuando lo típico es ir con un 2.3.2) y con posibilidades dudosas de actualización (y a saber si dejan el acceso al market). Pero, por supuesto son mucho mas baratos, y si uno busca alguna función concreta puede salirle a cuenta. Un ejemplo, el Samsung Galaxy note, que cuesta libre unos 600 € (si uno sabe dónde buscar puede que algo mas barato). Ciertamente es un supermóvil, con una pantalla capacitiva y un lapiz óptico que permite tomar notas manuscritas (o incluso dibujar) en una generosa superficie de 5.3 pulgadas. Con ese tamaño también resulta bastante cómodo leer pdf’s, djvu o libros en formato e-pub (en realidad para literatura, y con el reflow del sistema e-pub, o de algunos lectores de pdf una pantalla de 3.5 es suficiente, pero 5.3 es muuucho mejor). Ahora bien, si uno se conforma con un móvil android (versión no muy puntera) de 5 pulgadas
que no tenga lapiz óptico, y con menos resolución, puede encontrar un modelo clónico por unos 100 €. Y, me imagino, que si uno es hábil siempre puede “cocinar” una rom para el móvil clónico con la última versión que vaya saliendo de android (si el hardware puede moverla, al menos).

Por supuesto lo más interesante es que se vendieran los componente sueltos y uno pudiera montarse un móvil/tablet a su gusto, como e hace con los sobremesas. Y ponerle el sistema operativo que le apeteciera (o incluso un arranque dual). Y podría actualizarlo (al menos algunos aspectos) cuando quisiera. Y sería mucho mas barato. Ahora bien ¿incumpliría eso alguna patente? no me sorprendería?

Por supuesto no todo en el mundo son móviles y tablets y hay que desarrollar tecnologias libres de patente en muchos mas sectores. Por ejemplo, sería muy interesante que se investigasen en técnicas de diagnóstico nuevas, y libres de patente. En realidad estos dos casos no tiene porque ser disjuntos. Un móvil/tablet es un ordenador, y cada vez mas potente. Puede comunicarse con la web en casi cualquier lugar por GSM a precios módicos. Lleva GPS, lleva bluetooth, micro USB,etc. Total, que llevas un ordenador potente con muchas opciones de conexión. Se ha desarrollado muy poco la tecnología de periféricos para móviles, pero creo que es un sector que debería despegar.

Un ejemplo es el de las pulseras médicas. Ahora tenemos, por ejemplo, modelos como este: Pulsera informacion medica ICE‐KEY accidentes. Está pensada para uso de médicos profesionales, y está, creo yo, dirigida a hipondríacos, o, sencillamente, gente muy preocupada por su salud (incluso si no se están continuamente imaginando que están enfermos). Conozco gente que, ahora mismo, se están bajando aplicaciones para detectar su pulso, o calcular las calorías que comen, y las que gastan. Algunos de esos programas, usan “creativamente” las funciones del móvil y no son muy fiables. Por ejemplo, calculan el pulso poniendo el dedo en la cámara del móvil o el peso de los alimentos situándolos sobre la pantalla. Ni que decir tiene que el margen de error es bastante amplio. Quizás el cálculo de calorías sea algo mas acertado pues usa el GPS. Pero vamos, que no es muy fiable. Ahora bien, si se crease una pulsera dedicada, que midiese todas esas variables por medios hardware dedicados, y que se comunicase con el software del modo por bluetooth se podría tener un seguimiento de la salud de una persona muy continuo y fidedigno. Si se avanzase en ese campo imagino que se podrían llegar a crear pulseras que fuese controlando más y más variables: presión arterial, colesterol, ¿análisis completo de sangre?, ¿pruebas específicas de algún antígeno vírico?, ¿que más?. En realidad ya hay algo en marcha en esta linea, por ejemplo para Iphone, pero de momento es más un producto para fanboys que para el común de la población 😛

Móviles aparte hay otras opciones interesantes de combinar medicina e informática. Ya hace tiempo que se viene hablando de sensores de cámaras que capten espectros no visibles en la región del teraherzio. Eso permitiría técnicas diagnosticas baratas sustitutas (o al menos complementarias) de las radiografías, tomografías, etc. Si se acompañan de un software adecuado una persona podría realizarse exploraciones casi diarias en diversas zonas proclives de sufrir diversas enfermedades (cáncer, piedras de riñón, etc). No seria necesarios (aunque si conveniente, y no tan difícil) que la persona entendiera las imágenes, lo haría el software por ella. Cuando detectara un posible positivo iría al médico, para que se lo confirmase. Digamos que, creo yo, podríamos estar al borde de una revolución médica, en el tema de la prevención precoz. Como para la mayoría de enfermedades precoces la detección precoz es la mejor (y a veces casi única) herramienta médica si esta quedase transferida, vía tecnología standard, relativamente barata, y, por supuesto, no sujeta a patentes, se abaratarían mucho los costes médicos. Si a esto añadiéramos una liberalización de patentes en el sector de medicamentos nos encontaríamos con la posibilidad de una sanidad mucho mas barata que la actual, mejor, y desde luego, sostenible por los gobiernos sin copagos y locuras similares. Y muchas de estas investigaciones tecnológicas son hoy día mas sencillas de hacer que hace medio siglo. Creo que, con las vías de cooperación adecuadas, podrían hacerse estas investigaciones al margen de las empresas.

Por supuesto yo soy partidario de que la investigación habría que pagarla…al investigador. Pero ahora los investigadores cobran una birria y todo el dinero de su trabajo va para las empresas, que cada vez son mas prescindibles. Y, además, ralentizan el avance científico de mala manera. creo que hay motivos más que de sobra para que se empiecen a poner en marcha cuanto antes líneas de investigación bajo licencias “technology commons y “science commons”. Vale, el grueso de la población seguirá sin valorar adecuadamente la labor del investigador, pero tal como está el patio el ratio de beneficio personal (cantidad de recursos tecnológicos útiles a los que pueda acceder con su sueldo) del investigador será mas alto trabajando bajo este sistema que trabajando para las empresas. Y además queda mas guay y más solidario. Y, recordemos, que el altruismo esta demostrado (mediante teoría de juegos) es la postura mas eficiente a nivel egoísta en bastantes situaciones :-).

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: