Archive for 24 abril 2012

La necesidad de la ciencia pura y la inutilidad de la ciencia aplicada por si sóla.

abril 24, 2012

Recientemente uno de los más prestigiosos ganadores del premio nobel, el físico Steven Weinberg, ha dado una charla sobre la crisis de la gran ciencia en los estados unidos. El bloguer Peter Woit, ha recogido el acontecimiento y hablado de él en su blog “not even wrong” en el que demuestra una y otra vez que su entendimiento de la física moderna es bastante nefasto. La entrada concreta es esta: Weinberg on the Crisis of Big Science.

Ahí se explica cómo Weinberg se queja de que el gobierno de los USA sigue en su posición de no financiar la ciencia auténtica y continua la línea que en su momento llevó a la cancelación de el ILC lo que supuso el inicio del fín de los USA cómo un país puntero en ciencia básica. Desde entonces ese país socialmente tercermundista pero tecnologicamente avanzado ha seguido deteriorándose en todos los aspectos. Voy hacer un breve repaso de sus carencias actuales.

En física teórica viven del pasado y se limitan a conservar a los líderes de la teoría de cuerdas, ya mayores muchos de ellos, hasta que se vayan retirando. No ha habido un relevo generacional digno a los grandes de los 80 (Witten, Vafa, etc) e incluso algunos nombres prominentes de los 90, Polchinsky, Lisa Randall o Juan Maldacena ya han muy probablemente hecho sus mejores aportaciones y no se espera mucho más de ellos. A esa generación no les ha seguido nadie. Y es normal porque con las políticas de no contratar postdoc (o incluso doctorandos) en esa rama sencillamente es imposible. A nivel experimental el tevatron nunca fué un proyecto realmente de primera línea y aunque ha obtenido algún resultado no se ha acercado a lo que podría haber sido el ILC. Pero es que ahora ni siquiera tienen el tevtron, está todo en manos Europeas.

En cosmologia han tenido una buena época y han colocado unos cuantos satélites experimentales que han supuesto una revolución. Pero esto se ha debido más al ingenio de los técnicos de la NASA y organismos asociados para lograr mucho con unos presupuestos eximios y decrecientes. Pero ahora incluso eso lo pueden dar por perdido. Al haber jubilado los transbordadores espaciales, sin dejar un proyecto activo para sustituirlos, y sin tener ningún otro tipo de cohetes de un sólo uso los estados unidos simplemente no tienen capacidad de enviar por si mismos, a nivel de estado, nada al espacio. Dependen del alquiler a otros países o de la empresa privada, la cuál, desde luego, no tiene un especial interés en la tarea.

Aparte de no tener medios de enviar satélites al espacio tampoco tienen dinero para producir más. Ahora mismo sólo hay un proyecto activo de satélites científicos, e incluso ese está amenazado con no llegar a realizarse debido a recortes presupuestarios.

Incluso en un terreno de física semi-aplicada, la fusión nuclear, están fuera ya que el ITER se ha construido al final en Europa y está bajo control de Europa y otros países. Para disimular han creado un proyecto de fusión por LASER que es una estupidez. Si alguien ve la serie “Big bang theory” sabrá que Leonard Hostfather trabaja en ello y que Sheldon Cooper se burla de él. En la serie puede parecer una burla entre personajes, pero, en realidad, es un reflejo de la realidad científica que hay detrás.

En ramas mas aplicadas de ciencia como medicina no puedo decir mucho con certeza. Aparentemente en un país dónde el fundamentalismo religioso es tan fuerte cabe esperar que haya obstáculos graves a esa investigación por motivos ideológicos (por ejemplo, en el tema de las células madre). Y, aparte de eso, tienen el problema de las patentes, del que ya se ha hablado en este blog cuando se menciono el tema de la ciencia y tecnologia bajo creative commons. Sencillamente, se han patentado tantas estupideces que para realizar cualquier proyecto hay que comprar productos con unos precios desorbitados. Eso afecta no sólo a los USA sino a otros países (conozco gente trabajando en esos campos que corrobora el problema, así que no tengo que fiarme sólo de lo que diga una web).

Aparte de su ya muy perdido liderazgo en ciencia los USA tampoco está muy bollantes en el plano tecnológico. Las empresas del sudeste asiático (en especial Corea del Sur, Japón y la región de Taiwan) lideran el sector de la alta tecnología en comunicaciones. Esto se puede ver fácilmente en los productos tecnológicos de consumo. Los dos únicos fabricantes más o menos dignos de móviles/tablets americanos son Apple y motorola. Apple es más un producto de marketing que un producto realmente bueno. Además, son sobre todo ensambladores de productos fabricados en Asia (por ejemplo, las pantallas del Iphone y el Ipad las construye Samsung). Motorola ha estado a punto de quebrar y sólo la compra de la misma por google la ha salvado. Por cierto, el gran éxito de google, android, está basado en linux, un proyecto de código abierto de origen europeo, así que tampoco por ahí hay mucho mérito americano.

Aparte, y esto ya es un poco aparte de la temática, conviene recordar un hecho muy importante de los USA. La mayoría de sus infraestructuras (carreteras, sistemas hidráulicos, etc) se construyeron hacia bastantes décadas y la mayoría han alcanzado, o sobrepasado, su fecha de caducidad. Esto se traduce en que se vana ir produciendo fallos de esos sistemas de manera cada vez mas frecuente. Algunos fallos ya se han producido, con consecuencias trágicas, como por ejemplo la caída de los diques de Nueva Orleans durante una tormenta unos pocos años atrás. Se podría pensar que ahora mismo los USA están poniéndose a actualizar esas infraestructuras, pero no es el caso ya que no tienen dinero para ello.

En vista de todo eso el futuro de los USA es bastante negro, y si pretenden usar el sistema económico neoliberal para salir de ahí se van a hundir aún más rápido, como cualquier país que adopte ese nefasto sistema, pero eso es otra historia ;).

Bueno, tras exponer el estado actual de los USA, voy a analizar el otro aspecto, porque la inversión exclusivamente en ciencia aplicada es tirar el dinero. El problema es muy simple, la ciencia aplicada se basa en, como dice su nombre, aplicar la ciencia ya conocida para producir una serie de productos comercialmente rentables. Si se forma a un científico exclusivamente con ese fín este no va a saber nada o casi nada de la ciencia que esté por encima de la que se usa habitualmente. Va a estar dándole vueltas a las mismas cosas ya sabidas hace décadas intentando sacarle nuevos usos. Y no es que no se puedan obtener algunos resultados yendo por esa vía. Al fin y al cabo ya hay mucha, mucha ciencia, de muy diverso tipo, y se pueden mezclar diversas ramas de ciencia establecida para crear productos nuevos.

Lo malo de ese enfoque es la endogamia y la falta de visión de posibles saltos revolucionarios. Si paralela a la ciencia aplicada hay una buena actividad de ciencia base va a haber un flujo de gente que se pase de la ciencia base a la aplicada, sea bien por dinero, bien por verse incapaces de lidiar con la ciencia base (que siempre es mas compleja y abstracta) o, sencillamente, porque en algún momento dado den con alguna posible aplicación de esa ciencia base y quieran “bajarse” para desarrollarla. Incluso si no son los propios científicos de base los que descienden a la ciencia aplicada puede haber transferencia de información entre ambos de diversos modos y eso permite que se de con descubrimientos aplicados realmente revolucionarios que hagan que algo que en un momento dado pertenece al mundo del conocimiento puro se convierta en un producto comercial milagroso. Pero, insisto, eso sólo puede producirse si paralela a la inversión en ciencia aplicada hay una inversión en ciencia pura, sino nunca se harán esos descubrimientos. Y, claro, el país que invierta en ambas ciencias será el que lo haga, y así, cuando eso pase, el país que se haya quedado con la inversión en ciencia aplicada se quedará muy, muy atrás. Y quedarse muy atrás en ciencia significa quedarse muy atrás económicamente.

Por cierto, tampoco puede optarse por lo contrario, invertir sólo en ciencia pura. Hay mucha gente que empieza a estudiar con la idea de ser investigadores de primera línea y, según avanzan, se dan cuenta de que su inteligencia no les alcanza para ello. Eso sí, siguen siendo gente bastante mas inteligente que el promedio, y es una estupidez desperdiciar su formación dejándoles caer en un trabajo no cualificado fuera de la ciencia (o en la informática de gestión, que viene a ser lo mismo :P). Inevitablemente para producir un científico de élite hay que producir muchos mediocres. Sí se pretende formar sólo a los que, aparentemente, van a ser élite, no se va a ningún lado. Por una parte está el hecho de que muchos que mientras estudian son “élite” en el sentido de obtener buenos expedientes académicos a la hora de obtener resultados novedosos importantes resultan ser totalmente nulos (y conozco bastantes casos de primera mano que así lo atestiguan). También pasa lo contrario, gente con expedientes normalitos que consiguen muy buenos resultados originales a la hora de investigar (y también conozco unos cuantos casos).

Pero, más importante aún, si se sabe que los que no vayan a ser los primeros en sus respectivas promociones no van a tener ninguna posibilidad laboral muy poca gente se va a querer apuntar a una carrera científica. Y ese debe ser el papel de la ciencia aplicada, acoger a los que fracasan en su papel de llegar a ser buenos en ciencia base. O, si acaso, a algunos que siendo capaces y buenos en ciencia base puedan preferir optar por ganar mas dinero en la ciencia aplicada.

Y ese es el modo en que funcionan las cosas de modo óptimo. La inversión exclusiva en ciencia aplicada es una pérdida de tiempo. Y la inversión exclusiva en ciencia de base es demasiado riesgo para los que no sean capaces de hacerla (e, insisto, no se puede preveer quien va a valer y quien no con un mínimo de certeza).

En fin, en cuanto tenga tiempo voy a ponerme a estudiar a fondo algunos de los modelos que usan los economistas para intentar preveer el papel de la inversión de un país en ciencia. Por lo que he visto ya esta muy claro que los economistas saben muy poco de cómo funciona de verdad la ciencia, y sus modelos omiten un montón de factores importantes, así que, básicamente, esos modelos no sirven de nada.

En particular siempre subestiman de manera atroz las ventajas de invertir en ciencia (y tampoco saben el modo óptimo de hacerlo). Dan cifras descabelladas sobre el tiempo necesario para que la inversión en ciencia de frutos prácticos. Ni de coña hace falta esperar 30 años para que la inversión en I+D + i de resultados palpables. Si se hace bien en 4 años, o incluso menos, pueden empezar a verse resultados. Pero lo peor no es que sobreestimen el tiempo que hace falta para ver resultados. Lo peor es que no son conscientes de que el precio de no invertir en I+ D + i se hace patente enseguida. Un país que deje caer su I+D está destinado a una destrucción económica casi inmediata. Si encima a eso se le añaden el resto de medidas (anti)económicas que se están adoptando en España el resultado es una hecatombe, así que recomiendo a todo el que tenga medios que empiece a pensar cómo irse ya mismo de aquí, que posiblemente para principios de Octubre estemos con 6 millones de parados. Al empezar el año académico, con las nuevas tasas, va a haber un montón de gente que no podrá entrar en la universidad. Teniendo en cuenta que hay unos 1.5 millones de universitarios eso puede suponer un aumento del número de gente que se inscriba en el paro en un sólo mes que dependerá del porcentaje exacto de gente que no pueda, o no quiera, seguir estudiando aquí. Aún estoy intentando hacerme una idea exacta de que porcentaje puede dejar los estudios. Un 10% supondría 150.000 nuevos parados de golpe. Un 50% (cifra que no considero descabellado que pueda llegar a darse) supondrían unos 750.000 nuevos parados por causas directas y quizás unos 300.000 por causas indirectas. Es decir, podríamos tener un millón de nuevos parados en octubre, lo cuál nos dejaría el final de mes con unos 7 millones. Luego, aplicando un decaimiento exponencial simple (que posiblemente se quede corto, aunque todavía no tengo claro cómo hacer un modelo mas adecuado) nos podría dar, ajustando el factor de la exponencial a partir de los datos de destrucción de empleo durante este trimestre a la cifra de finales de Octubre(0,019) un valor de 7.5 millones de parados. En fin, es una cifra simplista que no tiene en cuenta las diferencias entre regiones (por ejemplo, el país vasco, que invierte en I + D y es la región mas rica y con menos paro de España quedaría al margen) y hay mas cosas a tener en cuenta. Por cierto, para calcular estas cifras he usado datos y modelos que no he explicado aquí en detalle. Simplemente es un adendum para animar a los que quieran dedicarse a la ciencia a que se planteen que su futuro está fuera de España (y, en general, recomiendo a cualquiera que pretenda tener un futuro digno que deje España). En fín, mezclo un poco la ciencia con la situación sociopolitico-económica actual. Pero eso es inevitable. Una parte de los problemas económicos que tenemos provienen de que los economistas no tienen ni puñetera idea de cómo funciona la ciencia, de que los políticos no son conscientes de el papel que la ciencia juega en sus sociedades y de que los científicos hemos dejado que gente totalmente ignorante decida sobre temas que no entiende de la peor manera posible, y así nos va, tanto a los científicos cómo a la sociedad en general. Y es hora de empezar a poner los puntos sobre las ies, espero que poco a poco la comunidad científica en general se vaya concienciando, dejando claro este tipo de cosas e intentando poner los medios para que no sólo se quede en explicaciones sino que se lleven a la práctica las medidas oportunas.