Introducción a la supersimetría

Continúo con la tarea de rescate de entradas del otro blog que han quedado inoperantes por aquello de que en blogspot no hay soporte nativo para latex, ahora toca un par de entradas sobre supersimetría.

Mucho se ha hablado de supercuerdas. Esta palabra consta de dos partes. La parte de “cuerdas” más o menos es algo que todo el mundo puede entender en el sentido de que todo el mundo tiene la idea intuitiva de lo que es una cuerda. La parte “rara” es la de super.

El prefijo “super” se usó mucho en física en una época. Los casos más destacados probablemente sean los superconductores y la supersimetría. Pese a la coincidencia en el nombre no tiene nada que ver uno con otro. Vamos a ver, inevitablemente muy por encima, cómo avanza el tópico, qué es la supersimetría, SUSY para los amigos.

La motivación inicial para esta teoría provino del problema de la jerarquía. ¿Cuál es este problema? En el marco de las teorías de gran unificación, hay una gran diferencia de energía entre la escala de la ruptura de la simetría electrodébil y la de la de la ruptura de la teoría unificada(SU(5) o la que fuera). Si uno se mete en los tecnicismos del mecanismo de Highs esto requiere un ajuste muy fino de parámetros. Y esto es algo que siempre desagrada.

Una forma de solventarlo es la existencia de cierto tipo de campos escalares de masa 0. Pero no hay ninguna buena razón para esto. Lo que si hay es una buena razón para la existencia de fermiones quirales (o quasiquirales), el hecho de que se hayan observado (son los neutrinos). Estos fermiones quirales tiene masa 0. Si hubiera de algún modo una partícula de spin 0 ligada a ellos tendríamos resuelto el problema pués esa partícula debería tener masa 0.

Para esto uno busca que pueda existir una simetría que transforme bosones en fermiones, y viceversa. denotémosla por Q, i.e.

1.  Q|F>=|B>  Q|B>=|F>

Para ilustrar algunas propiedades clave de la supersimetría cojamos un ejemplo muy sencillo basado en un oscilador armónico cuántico que incluya bosones a y fermiones b, que satisfacen las relaciones de conmutación (y anticonmutación):

2.  [a, a^+]=1, [a,a]=[a^+,a^+]=0

\{b, b^+\}=1, \{b,b\}=\{b^+,b^+\}=0

Dónde, por si alguien no lo conoce {x,y}=x.y +y.x.

El hamiltoniano para este sistema es:

3. H=1/2w_B\{a^+,a\} + 1/2w_F[b^+,b]

Siendo un oscilador armónico sabemos cuál va a ser su energía:

4. E=w_B(n_B + 1/2) + w_F(n_F - 1/2)= w(n_F + n_F)

Dónde en el último paso hemos asumido que las w fermiónica y bosónica sean iguales.

Se puede ver fácilmente que que cada estado tiene una degeneración con el mismo número de grados de libertad bosónicos y fermiónicos.

Edto indica que debe haber algún tipo de (super)simetría en el hamiltoniano. Y en efecto, uno puede comprobar que los operadores:

5. Q=\sqrt{2w}a^+b,   Q^+=\sqrt{2w}b^+a

conmutan con el hamiltoniano, es decir:

6. [Q,H]=[Q+,H]=0

Obviamente los operadores Q y Q+ claramente intercambian un fermión por un bosón y viceversa.

Además tenemos que:

7. {Q,Q+}=2H

Pués bien, esta es la esencia de los operadores de SUSY expresados para un caso sencillo de mecánica cuántica no relativista. Pero claramente estamos interesados en mecánica cuántica relativista, i.e. teoría de campos.

Dejaré para otra ocasión cómo se realiza el álgebra SUSY en teoria de campos. Señalar solamente una característica específica de la SUSY no mencionada hasta ahora que tiene un cierto interés.

Desde que empezó a surgir el interés por las teorías gauge, puede que incluso antes, se planteó la cuestión de si había alguna forma de tener un grupo que mezclara las simetrías internas con la simetría del grupo de Poincaré. Coleman y Mandula en 1967 demostraron que bajo supuestos muy generales esto era imposible.

Pués bien, la superismetría escapa este teorema “no-go” pués aparte del los generadores P_{\nu} (momento lineal) y M_{\mu\nu} (momento angular) y Ta (generadores del grupo gauge) incluye los generadores de la supersimetría.

De hecho estos estarán relacionados con el operador momento por la relación:

8. 

Por cierto, para los posibles lectores de exactas decir que en términos matemáticos la supersimetría tiene la estructura de una álgebra de Lie graduada.

Bien, este ha sido un primer contacto con la supersimetría. En la siguiente entrada hablaré del modelo supersimétrico más sencillo, el de Wess-Zumino.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: